miércoles, 21 de febrero de 2018

Mauricio de la Peña, ¿última esperanza pimentonera?

A primeros de este año 2018 se ha firmado un acuerdo entre el actual propietario del Real Murcia, Raúl Moro y el empresario mexicano Mauricio de la Peña para ostentar el control de las acciones hasta 2019. La intención es que el empresario (que muy probablemente conoce a Moro de sus negocios en Lizarrán) sea la pieza definitiva que atraiga inversores que levanten al club, que cumpliría 100 años (y esta vez sí que sí) el año que viene. Y es que tampoco hay que olvidar que en 2008 se celebró erróneamente el centenario e investigaciones posteriores han determinado la fecha de fundación en 1919.

La situación económica y financiera del club sigue siendo complicada. Todavía no se conoce que se haya alcanzado un acuerdo con Hacienda (máximo acreedor) para el pago de las cantidades que ascienden a más de 15 millones de euros. También existen nóminas pendientes, si bien parece ser que Mauricio está ingresando poco a poco a los jugadores y empleados. Entre sus planes, llama la atención el que pretenda "explotar Nueva Condomina" para obtener ingresos, que es el problema que tiene el club sobre todo estando fuera de la Liga de Fútbol Profesional (sin dinero de televisiones, ni quinielas, ni publicidad, ni nada). Eso sí, el dejó claro en su rueda de prensa de presentación del día 8 de enero que no viene a perder dinero ni a malgastarlo, lo que se puede entender a través de muchas interpretaciones. Sin embargo, también afirmó que se iba a preocupar por establecer un modelo sostenible de club. En el plano deportivo, por el contrario, el Real Murcia parece haber remontado el vuelo al situarse entre los cuatro primeros que dan acceso al play-off.

El cambio de Sanlúcar a Salmerón ha venido más que justificado. Como también las nuevas incorporaciones, como Molo del Lorca de Segunda División, Charlie Dean del Granada y especialmente la del delantero nigeriano Chrisantus tras la grave lesión de Curto. También está a prueba Cedric, ex del UCAM y que antes de una enfermedad jugó en Primera y Segunda A. El equipo, con Sanlúcar, estaba muy lejos de las posiciones de cabeza y no jugaba a nada, perdiendo demasiados puntos. Se ha seguido tropezando en casa (como casi siempre desde la inauguración de Nueva Condomina en 2006), pero aprovechando los errores de otros rivales ha recortado unos cuantos puntos. El liderato sigue quedando muy alejado, pues estamos a 7 puntos del Cartagena. Sin embargo, también es cierto que tiene que venir por aquí y aún quedan 12 jornadas en las que hay que luchar al máximo. En esos partidos, se espera que el equipo tenga algo más de acierto de cara a gol, ya que a nivel defensivo sí parece haber experimentado mejorías.

Ya empieza a cansar esta categoría, con tres play-offs consecutivos y que terminaron en desastre. Si bien, incluso, podemos ampliarlos a cuatro con el play-off de ascenso a Primera división contra el Córdoba. Poco más de un mes antes de ese INJUSTO descenso a Segunda División B. Y no voy a decir nada del dirigente de la LFP para que luego estén casi a punto de meterme una denuncia, como pareció sugerir cierto mensaje que me escribieron en este mismo blog. Sólo diré que la mayoría de los clubes menos el Real Madrid, el Athletic, Celta, Alavés y poco más aprobaron subirle el sueldo una vez más.

Pienso sinceramente que hay que dar una oportunidad a Raúl Moro y Mauricio de la Peña. Qué menos que hasta el final de temporada. A mi juicio, están siendo demasiado criticados por algunos medios de comunicación. Muy especialmente por La Opinión de Murcia y Ángela Moreno, que francamente nunca ha escrito nada positivo del Real Murcia ni del aspecto económico ni del deportivo. Todo en el plan más rancio posible. Por otra parte, tenemos a Gregorio León al que le gusta más el enfoque "Sálvame" y ya le ha valido para que Onda Regional de Murcia sea vetada del estadio Cartagonova. También se ha publicado un comunicado del Real Murcia exigiendo una rectificación ante una noticia que sugería administración desleal. Afortunadamente, pese al triste fallecimiento hace unos años de Javier Orive, contamos con periodistas más serios como Germán Abril, Roberto Ramallo, José Antonio Vera, Andrés Egea, Joaquín Martínez, Oscar Cervantes y otros más.

domingo, 28 de enero de 2018

Construye tu árbol genealógico

Hace unos tres años comencé a despertar la curiosidad por construirme un árbol genealógico. En un primer momento, traté de conocer el nombre de mis bisabuelos. Algunos de ellos los conocí gracias a datos de escrituras o que mi suegro y su cuñada recordaban el nombre de los abuelos. Pero sobre todo he podido avanzar gracias a la web Family Search. Se trata de un sitio en el que puede accederse a un montón de documentación tanto registrada como capturada en fotografía de partidas eclesiásticas de bautismo, matrimonio y defunción de hasta el siglo... XVI. Resulta que los mormones fotografiaron por todo el mundo esta documentación de los archivos diocesanos, dado que al parecer querían investigar su rama, pero al final se le terminó dando otro uso: el de investigación de genealogía.

Desgraciadamente, hace poco tiempo que un montón de registros han sido borrados. Por protección de datos, no se pueden subir partidas del siglo XX. O lo que es lo mismo, de eventos acontecidos hace menos de 100 años. Ello ha ocasionado que incluso en archivos fotográficos que contenían fundamentalmente información del siglo XIX hayan sido eliminados. Uno de los damnificados ha sido el registro de mi pueblo, San Pedro del Pinatar. Afortunadamente, ya había hecho yo todas las investigaciones pertinentes. Por otra parte, no han borrado casi nada de Molina de Segura y de San Lorenzo de Murcia, donde pude avanzar en la línea de mi padre que E.P.D. Recientemente, he empezado con el de mi mujer y he conseguido avanzar muchísimo más, dado que de Cartagena y Pozo Estrecho hay mucho subido y lejano en el tiempo, aunque lamentablemente de Fuente Álamo no hay nada disponible. En este punto me tocará llamar y acercarme a alguna parroquia.

Pero también hay otras páginas "amigas". No es menos popular My Heritage, que tiene bastantes cosas en común con Geni, pero se diferencia de primera mano en que está traducida al español. Me gusta más su estética y es mucho más sencillo grabar los datos. Tiene funcionalidades interesantes como el mapa familiar (indicando con una chincheta todos los acontecimientos vitales importantes), la línea del tiempo, el libro del tiempo con fotografías, imprimir gráficos con el árbol genealógico, organizar eventos familiares... y la estrella: la prueba de ADN. Con ella podremos conocer en qué porcentaje pertenecemos a una o varias etnias, así como (tras subir los archivos a esta red social) cotejarse de manera que nos muestre si compartimos bastante ADN con algún otro usuario que aparezca. De hecho, se ha llegado a dar el caso de que gente descubra familiares suyos no conocidos. Incluso padres.

La gran diferencia de My Heritage y Geni con Family Search es que esta última es totalmente gratuita, de manera que podemos hacer búsquedas por el catálogo de registros eclesiásticos y otros árboles de usuarios sólo con estar registrados. Además, podemos construir un árbol grabando o recuperando el nombre de los ancestros, que pueden haber sido dados de alta por otros usuarios y multiplicar el número de personas en nuestro árbol. En las dos primeras redes, esto no es tan fácil. Al menos en My Heritage tienes un límite de 250 personas gratis. Más allá de esa cifra, tienes que pagar al año un mínimo de 60 euros en la modalidad Premium. Eso permitirá que puedas hacerlo crecer todo lo que quieras y poder confirmar los "Smart Matches". Se trata de coincidencias con los árboles de otros usuarios, que pueden haber introducido más datos de los que tú tienes en uno o más ancestros. Pero luego están los "Record Matches", que para poder confirmarlos y aprovechar información es necesario tener la modalidad Premium Plus que son más de 90 euros. Se diferencian de los anteriores en que tales datos provienen de alguna de las otras webs amigas. Sin embargo, muchas veces la información ya te aparece aunque no puedas importar automáticamente los ancestros. Por tanto, puedes tomar nota de ellos y luego introducirlos manualmente.

Otra cosa distinta de My Heritage son los llamados Descubrimientos. Puede ocurrir cuando introduces el nombre, fecha de nacimiento e hijos de un ancestro que te aparece la posibilidad de añadir un montón de antepasados. Curiosamente, hay ocasiones en que te deja importarlos todos de golpe, pero por desgracia puede ocurrir que no tengas espacio suficiente de no tener el Premium contratado. Por ello, aunque guste mucho MH conviene usar igualmente Family Search al no existir límite.

Y es que en Family Search realmente existen perfiles de antepasados únicos, aunque puede ser que haya algunos duplicados. Por ello se introduce la opción de rastrear posibles dobles para unificarlos y no llevar a confusión. Pero lo mejor de todo es que se incluye la interesante funcionalidad de "fuentes", conectando con posibles coincidencias en las colecciones de registros y que puede ayudarnos mucho a seguir creciendo nuestro árbol. En cualquiera de los casos hay que estar muy seguros de que las modificaciones que introducimos sean correctas, escribiendo la motivación en el recuadro que se despliega. No hay que olvidar que muchos de los perfiles habrán sido ya abiertos por otros usuarios y no se puede introducir información especulativa, sino que haya sido debidamente contrastada. Para ello, nada mejor que tirar del hilo con bautizos y matrimonios. Sobre todo los bautizos, ya que aunque no lo haya dicho contienen el nombre completo de los padres y al menos el nombre y primer apellido de los cuatro abuelos. Además, se pueden consultar también los padrones, quintas, protocolos notariales y demás documentos que incluso nos han llevado más allá de cuando nació Cristóbal Colón. Sí, así, así como suena.

Finalmente, Geni es muy parecida a My Heritage debido a que contiene casi todas sus funcionalidades incluyendo el encargo de prueba ADN. En lo negativo, su interfaz no me gusta demasiado, la mecánica de introducción de datos es menos simple y de manera tan innecesaria como molesta se introduce una pestaña de idioma inglés por defecto en cada ficha. Además, su mecánica para detectar duplicados y fusionar perfiles es más manual que automática, dado que en MH puedes someterlo a comprobación y te los va sacando para que decidas si son la misma persona. Con todo, lo mejor que tiene es que se pueden introducir muchos más ancestros sin pedirte que pagues. Sólo por eso ya merece mucho la pena. De momento no me han puesto ningún obstáculo y voy por más de 300, sin haber ahondado en los hermanos de los ancestros.

Podemos descubrir no pocas curiosidades, como que nuestros padres tengan dos o incluso más ascendientes comunes. También que alguno sea de bastante lejos o incluso extranjero, circunstancia que sucede en una rama de mi mujer (Génova, Italia). Igual los resultados del análisis de ADN que me comunicarán en poco más de una semana contiene alguna sorpresa adicional.

sábado, 20 de enero de 2018

Mortadelo y Filemón: y van 60 tacos...

En el día de hoy, 20 de enero de 2018, se cumplen nada menos que 60 años de la publicación de la primera historieta de Mortadelo y Filemón. Pero lo más sorprendente es que desde finales de los años cincuenta su autor sigue realizando historietas después de haber trabajado ya en tres editoriales: Bruguera (1958-1986), Ediciones B (1987-2016) y Penguin Random House desde 2017. Hablo sin duda de Francisco Ibáñez Talavera, que a sus casi 82 años (los cumple en marzo) no tiene visos de querer jubilarse. Así que mientras el cuerpo aguante lo seguiremos teniendo.

En Mortadelo y Filemón pueden distinguirse varias etapas, al margen de las indicadas según la editorial. De 1958 a 1969, podemos decir que estuvieron trabajando como autónomos en la llamada "Agencia de información". Llega entonces el momento de ser contratados por la TIA en su primera aventura larga de El sulfato atómico, que es una auténtica obra de culto para todos los mortadelófilos. Ibáñez recibió el encargo de hacer aventuras largas de 44 páginas al estilo franco-belga en todos los sentidos, con mucho detalle en el dibujo e inspirándose en Spirou y Gastón de Franquin. Se introdujeron como secundarios al Superintendente Vicente y al Profesor Bacterio. La secretaria Ofelia se introduciría como secundario permanente en la aventura Los gamberros en 1978. Es cuando comenzaría la segunda etapa, con una mayor libertad en los argumentos y gags. No obstante, en ese mismo momento aproximadamente es cuando Bruguera comienza a contratar a dibujantes para que realicen por su cuenta historietas de Mortadelo y Filemón. Es entonces cuando debemos referirnos a "los negros", es decir, dibujantes apócrifos que participaron pero que prácticamente no fue reconocido su trabajo de forma pública.

Sin embargo, debemos de distinguir apócrifo/negro de colaborador. Desde los años ochenta de forma intermitente y de manera ininterrumpida desde 1996, Juan Manuel Muñoz Chueca lleva trabajando codo con codo con Ibáñez en el retocado/acabado del lápiz y el entintado. Gracias a él la calidad gráfica de los personajes no se ha visto resentida a pesar de la edad del autor, que sigue siendo el responsable de los guiones y el primer pase del lápiz (bocetos aparte). Sin embargo, es preciso hacer honor a la verdad y señalar que ni las editoriales ni el propio autor han reconocido de manera pública este trabajo de Muñoz. Además, ni tan siquiera fue invitado a la fiesta del 60 aniversario que se celebró ayer viernes en Barcelona con tres dibujantes (Cera, Ramis y Rovira) y el resto periodistas. Sorprendentemente no estuvo JAN, por cierto... Pero si alguien más debía de estar ahí y para nada ser ignorado es Juan Manuel Muñoz. Ayer era el momento y si no lo hicieron, no sé en qué momento van a agradecerle. Una pena. 

En 1987 Ibáñez firma un acuerdo con Ediciones B, del grupo Zeta, y se destruyen los originales de la mayoría de esas historietas apócrifas, cuya publicación se hizo sin que el autor original viera un duro. Sin embargo, como prueba (una de tantas) de la torpeza de la editorial (o no, porque realmente se le debería agradecer), muchas historietas cortas se salvaron de la quema. Es más, se salvó hasta una aventura larga guionizada por Ramón Casanyes, de título El caso de los parvulitos. Todas las demás fueron suprimidas. Treinta años después, una crisis terrible de Ediciones B en la que se acumulan impago tras impago y que amenaza con repetirse lo de Bruguera, termina motivando su venta tras el acuerdo del Grupo Zeta con Penguin Random House y más en concreto con su filial española Barcelona Sipan Networks. De momento, parecen apostar por los personajes de Ibáñez, como demuestra la próxima edición integral de Rompetechos. En cualquier caso, Mortadelo y Filemón no han dejado de vender.

En realidad, poco nuevo se puede contar más de estos personajes que forman parte de la cultura cómica española. En estas seis décadas, España ha tenido tres Jefes de Estado (un dictador y dos reyes), 6 presidentes del Gobierno, entrada en el Euro... Y estos personajes no han permanecido ajenos a la evolución política, económica y social especialmente a partir de la llegada de la democracia y la desaparición de la censura. En Mortadelo y Filemón existe mucha parodia de eventos y sucesos reales, así como caricaturas de personajes famosos que incluyen a políticos tanto nacionales como extranjeros. Así por ejemplo, han llegado a aparecer Bush padre e hijo, Bill Clinton, Barak Obama y hasta Donald Trump. Todos ellos se han llevado tortas de nuestros agentes. 

Al margen de los cameos e intervenciones de personajes conocidos, Mortadelo y Filemón han participado en Juegos Olímpicos y Mundiales de fútbol. Curiosamente, en la primera participación de ambos eventos no había una referencia expresa a la ciudad real, de manera que sus títulos fueron editados posteriormente. En los JJOO, nuestros agentes llevan sin faltar a la cita desde nada menos que 1980 con Moscú, donde lidiaron con un agente de la ABUELA que pretendía convencer a los deportistas de que fueran a la huelga. Eso sí, sin olvidarse de la KGB. En total llevan 11 olimpiadas. Por otra parte, existen dos álbumes conmemorativos del Mundial 82. En 1986 ya no estaba Ibáñez en Bruguera, dado que se marchó a Grijalbo con impagos de la editorial y encima habiendo perdido los derechos de sus personajes. Sin embargo, sí hubo una aventura apócrifa pero de modesta calidad. En 1990 hubo una historieta que pretendía referirse al Mundial de Italia 90, pero los Mundiales "serios" no se reanudarían hasta 1994. Desde entonces, 7 seguidos siendo el último de ellos hasta el momento el de Rusia de 2018. Será publicado el próximo 5 de abril.

¿Qué futuro tienen los personajes y la serie? Ibáñez ya ha dejado claro en numerosas ocasiones que quiere que alguien los continúe. Al mismo tiempo, reitera sus dudas respecto al guión porque entiende que eso es algo más "personal". También ha dicho que Mortadelo y Filemón no serían mejores ni peores, sino "diferentes". De cualquier manera, a los que hemos leído todas las aventuras no se nos escapa que hace tiempo que la serie vive más de las rentas del pasado. O bien que nos hemos vuelto muy exigentes, pero el humor actual nos deja unas historias muy lejanas al acierto de las décadas de los setenta y ochenta. La época Bruguera fue sencillamente brillante. En todo caso, el que coja el testigo podrá intuir que hay aspectos que nunca deben cambiar, y es que nuestros agentes son los más patosos del mundo mundial. Pero precisamente eso es lo que les hace ser adorables.

¡Por muchos años!

jueves, 28 de diciembre de 2017

Nuevos recopilatorios de Shin Chan en ECC

De manera mensual y desde octubre, ECC Ediciones está publicando volúmenes recopilatorios de historietas de Shin Chan, el niño más políticamente incorrecto del Manga japonés. En España, este personaje, su familia y amigos son más conocidos gracias al Anime que en primer lugar viera la luz en Cataluña para después dar el salto nacional en Antena 3. Aproximadamente, su popularidad en nuestro país data de principios de siglo XXI, pero en realidad ya comenzó a ser un éxito en Japón en la década de los noventa. Las historietas han sido publicadas durante 20 años, una vez que se produjo el fatídico accidente de su autor Yoshito Usui. Sin embargo, su muerte no ha interrumpido la serie animada de la que se siguen produciendo capítulos.

El argumento, para el que no conozca a este chaval, consiste en las peripecias familiares de un niño de 5 años (congelándose su edad como sucede con Doraemon) más salido que el pico de una esquina y con una testosterona impropia de un niño de su edad. De hecho, esa actitud "adolescente" choca tanto con sus compañeros como con sus sufridas profesoras, así como otros personajes esporádicos. Pero no significa que todo sea picantillo y ni mucho menos para mayores de 18 (como mucho para mayores de 13). Muchas de las situaciones muestran a Shinnosuke (Shin Chan) portándose mal y despertando las iras de su madre o la desesperación de su padre. Los guiones ganan flexibilidad cuando se introduce a Himawari, la nueva hija y aficionada tanto a las fotos de chicos guapos como a los objetos brillantes. En definitiva, una sátira, parodia y burla de la familia típica japonesa.

Esta edición que se está publicando no es ni mucho menos un integral, sino una selección. El nombre lo dice todo: Shin Chan, sus mejores gamberradas. En total serán unos seis volúmenes, de los cuales se han publicado hasta la fecha tres y a mediados de cada mes. En la parte positiva, destaco que son historietas muy graciosas aunque duren pocas páginas cada una. También se agradece la inclusión de varias páginas de extras en las que, curiosamente, se escenifica por ejemplo cómo es la casa de los Nohara y sus espacios. Sin embargo, negativamente debo señalar que el precio está demasiado subido. Existen tomos del mismo tamaño (kanzeban) con muchas más páginas que 160 y por los que no se cobra nada menos que 13 euros. ¿No hubiese bastado con 10? En cuanto a si como selección es acertada, todavía habría que esperar a los otros tres que faltan. No podía faltar el embarazo y nacimiento de la hermana pequeña, pero de momento se echa de menos la intervención de algunos personajes secundarios o la mayor participación de algunos que han pasado prácticamente de puntillas. Quizá se hayan postergado para esos tomos que faltan.

No debe olvidarse que Shin Chan ha generado tanto filias como fobias y en España no ha sido menos. Su carácter transgresor y su emisión en horario para todos los públicos, destacando sus momentos del baile de "la trompa" y del culo, generaron polémica desde el principio. Sin embargo, como destacó su autor, precisamente esta serie era una especie de vía de escape para contar todos esos "chistes verdes" que ya sea por el qué dirán de su sociedad tradicional o cualquier otro motivo no había tenido la oportunidad hasta ese momento. Y es que no hay que tomarse en serio absolutamente todo, sino desconectar con las ocurrencias de su personaje.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Hasta siempre, Papá

Prueba de la crisis que sigue teniendo este blog es que por primera vez se me ha pasado la fecha de su aniversario, que fue el pasado 10 de noviembre. Pero lamentablemente me veo obligado a escribir el post más triste de los 7 años de su vigencia. ¿Qué puede ser para mí peor que morir la madre de mi esposa? Pues, por ejemplo, morir mi padre. Un golpe fortísimo, que sabía que algún día podría llegar, pero como siempre uno piensa que los padres de uno son inmortales y van a estar durante toda nuestra vida. Por desgracia, no es así y en algún momento los tenemos que despedir. A veces más pronto que tarde, debido a que no todos nuestros padres nos tienen con 20 años. Cuando yo nací, mi padre tenía 42 años y ha fallecido a tan sólo 14 días de cumplir 79.

Mi padre ha fallecido víctima de una sepsis grave, una infección derivada de una operación quirúrgica para extirpar un tumor que ha derivado en un terrible fallo multiorgánico. Durante cerca de un mes ha estado sedado, al menos sin enterarse absolutamente de nada y sin sufrir. El sufrimiento lo hemos llevado nosotros, viendo como se debatía entre la vida y la muerte pero en todo caso con una enorme esperanza. Sólo en su primera operación pudo permanecer consciente durante unos días, pero luego vino la infección y varias cirugías más para tratar de impedir la infección y curarla. Pero ha sido imposible. El pasado miércoles 15 falleció en presencia de su mujer (mi madre), con la que ha estado casado 55 años, sus tres hijos y mi esposa. Su cuerpo no quiso apagarse hasta que todos estábamos junto y al menos su agonía final no fue demasiado duradera.

Me siento enormemente triste, aunque al mismo tiempo fuerte como para enfrentarme a esta ausencia con entereza. Es algo que tenía que pasar y de alguna manera nos llevábamos preparando durante varios meses. Por lo menos, en mi caso ya me temía lo peor y de hecho mi tesis iba a ser en un principio dedicada a él exclusivamente. No fue así, ya que al final decidí poner también a mi madre debido a que en algún momento ella tampoco estaría.

No he parado de imaginarme que de un momento a otro va a abrir la puerta de casa. Que en su huerto (que ha sido su vida sobre todo desde que se jubiló) va a seguir recogiendo uva y subiéndose a los árboles. Que voy a volver a escuchar el ruidillo característico de su coche. Que voy a escuchar su risa de bonachón... Pero no. Por desgracia lo he perdido para siempre. Lo hemos perdido. Le voy a echar muchísimo de menos. Pero de alguna manera sentimos que seguirá estando con nosotros. Entre nosotros. Dentro de nosotros.

No tengo más que agradecerle todo el amor que ha repartido entre su mujer, hijos, hermanos, sobrinos, nietos, hijos políticos, amigos, compañeros y muchísima gente. Siento un profundo dolor por su ausencia, pero al menos con el tiempo buena parte de ese escozor dejará paso a un enorme orgullo de haber sido su hijo. 

Ojalá pueda dedicarle la consecución del premio extraordinario de doctorado que solicité el día antes de su muerte. Se resolverá en diciembre. Si me lo dieran (somos cuatro aspirantes) podría tener un emotivo gesto en un acto público en la Universidad de Murcia. Si no, ya podrá ser en otra ocasión como superar las oposiciones de promoción interna al grupo A. Por lo menos, él ha podido estar presente en muchas ocasiones especiales como el premio nacional fin de carrera, mi boda, la toma de posesión como funcionario ó el cum laude en el doctorado. Pero también le ha quedado el conocer a algún nieto más. Ojalá pronto tengamos alguno y si es varón, recibirá sin duda su nombre.

Espero también que, si es verdad que existe un cielo, a quien primero haya visto fuese su padre. A quién perdió a la edad de 7 años.

Gracias por tanto, Papá. Te llevo y te llevaré siempre en mi corazón y te quiero con todo mi alma.


sábado, 11 de noviembre de 2017

A Chiquito no lo olvidaremos nunca, ¿te da cuen?

Uno de los humoristas más renovadores y que si bien creó a una legión de fans y otra de detractores, muchos de estos últimos terminaron por respetarle y admirarle. Gregorio Sánchez, más conocido artísticamente como Chiquito de la Calzada, falleció esta madrugada a la edad de 85 años. Durante la mayor parte de su vida este malagueño se dedicó al cante, pero su éxito a nivel nacional surgió en el programa de chistes Genio y Figura en el verano de 1994. Un programa presentado por el mago Pepe Carrol, que falleció prematuramente diez años más tarde. Chiquito conquistó nuestros corazones con un peculiar estilo de habla que millones de personas han imitado y seguían haciéndolo en 2017, por no hablar de unos movimientos y andares de "no puedo, no puedo" y frases míticas como "por la gloria de mi madre", "fistro pecador", "la caidita de Roma", "no te llamo trigo por no llamarte Rodrigo", "¡Al ataqueeeer!", "Trabaja meno que el sastre de Tarzán", "Hasta luego Lucarl", "Acandemor e narr"  y muchas más.

Más allá de ese programa ha partido en otros como colaborador ocasional. Recuerdo que en la temporada 2000/2001 participó en El burladero, que trataba de parodiar la situación política y social. Desgraciadamente, ese programa no duró mucho en antena por su audiencia, a pesar de que había recuperado a varios cómicos como Paz Padilla, Josema Yuste o Los Morancos. También ha intervenido en series como Ala.. dina (Chiquito de la Alcazaba), Señor Alcalde y Mis adorables vecinos. También ha protagonizado varias películas como Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera (1996), Brácula (1997) y Papá Piquillo (1998). Realiza cameos en El oro de Moscú, Spanish Movie y el último en Torrente 5: Operación Eurovegas (2014). En todas estas intervenciones es fiel al personaje que había creado.

Su influencia ha sido enorme y tenemos varios ejemplos. Por una parte, la más polémica fue la de Lucas Grijander, un personaje interpretado por Florentino Fernández en Antena 3 (Esta noche cruzamos el Mississippi). Fue tal controversia que llegó a juicio por plagio, pero finalmente no llegó la sangre al río. Es más, años más tarde se demostraría que no había mal rollo apareciendo Chiquito en la película de bajo coste La venganza de Ira Vamp (2010) con Florentino. También ha podido verse una versión de Alfonso Arús con "Nuñito de la Calzada" contando chistes de temática deportiva en el programa satírico Força Barça de TV3. Por último, otro caso se halla en Muchachada Nui, de manera que heredan la adición de "rl" a muchas palabras que acaban en vocal "a" y "o".

Su última aparición televisiva fue en 2016 en el programa de Bertín Osborne "Tu casa es la mía". La entrevista dejó claro que el humorista no había superado aún la pérdida de su mujer después de 6 décadas de convivencia. Ella falleció en 2012, ahora su marido enamorado se reunirá con ella allá donde esté. Nosotros nos quedamos sin él, tan sólo nos queda agradecer todas las risas y sentido del humor que nos ha dado, metiéndose sin querer en nuestras conversaciones cotidianas con su inigualable jerga. Y nada mejor para terminar este post que introducir algunas de sus memorables actuaciones.



jueves, 2 de noviembre de 2017

Lucius, el hijo del maligno

Ya pasó Halloween, pero a pesar de ello quería hacer una reseña de un videojuego apto para tales fechas. Inspirado en las películas de La profecía (The Omen) de Richard Donner y otros, Lucius es un título de 2012 que en España vio la luz de la mano de la distribuidora española FX Interactive, que a la fecha actual se resiste a desaparecer. La creadora es Shiver Games y puede adquirirse en formato digital a través de la plataforma Steam. El principal incentivo o novedad es que en esta ocasión somos "el malvado". Aparentemente, somos el hijo adoptivo de una familia muy bien acomodada, puesto que vivimos en una mansión enorme llena de estancias. Durante todo el juego no saldremos nunca de ella más que al jardín, pero la dinámica no es en absoluto aburrida y el escenario es tridimensional. Las habitaciones, el salón-comedor, la entrada, la cocina, pasillos, el garage, el sótano... y alguna estancia secreta. Así que en cada capítulo nos toca explorar todo lo que podamos. Se trata de una aventura gráfica con tintes de acción y también de un poco de ingenio (algunas no tanto) para cumplir nuestros objetivos.

En realidad, somos el hijo de Lucifer. Éste se nos presenta y poco a poco nos irá concediendo poderes. Evidentemente, hay que darle algo a cambio y son las almas de cada uno de los miembros de la mansión comenzando por una de las criadas. Sí, habéis entendido bien. Hay que ir matando uno por uno. En cada capítulo, cuando nos topemos con la víctima que toca observamos cómo se congela la imagen. A partir de ahí, habrá que ir investigado cómo podemos cargarnos a ese incauto/a. Algunas de las muertes adquieren una importante originalidad, si bien la palma nos la encontramos en el capítulo 6. No es propiamente la muerte, sino la situación previa que nos encontramos. Vamos, que nos encontramos a una pareja haciendo la caidita de Roma.

Mientras van cayendo las víctimas, los padres se vuelven más nerviosos y especialmente la madre. Contratan a un detective para que investigue qué demonios está pasando, llegando a la conclusión inicial de que no parecen ser simples accidentes o casualidades. Esta historia y su avance se representan a través de la intercalación de cinemáticas al final y principio de los capítulos. En una de las ocasiones, conseguimos hacer creer que uno de los fallecidos era el responsable, pero sucediéndose más muertes esa conclusión provisional se extingue. Bastante avanzado el juego, se produce un giro inesperado que implica a uno de los personajes y a su vez víctima de Lucius.

¿Qué poderes tenemos? Podemos recurrir a telequinesis (hacer mover objetos), activar y reventar cosas, dominación mental (inducir al suicidio a los personajes o matar a otros) y borrado de memoria (en caso de que por ejemplo nos pillen de noche). De los últimos que adquirimos son poder convocar y expulsar bolas de fuego. En muchas ocasiones tendremos que andar con sigilo para que no se percaten de nuestra presencia, así como recoger, utilizar y entregar una serie de objetos que requeridos que nos permitan avanzar (una llave, una carta, etc...) para seguir haciendo de niño "hijueputa". Ahora bien, para el manejo de tantas habilidades se recomienda encarecidamente el uso de un mando, concretamente uno de X-Box. Se pueden comprar mandos homologados para Windows/Linux.

En cuanto a la ambientación, el diseño de la casa está muy bien construido y pronto nos vamos familiarizando con las estancias al margen de que podamos contar con un mapa que nos ayuda a guiarnos. El problema el que las melodías son escasas y en ocasiones se tornan demasiado repetitivas. Técnicamente, lo que más agradecemos es que todos los diálogos estén traducidos al castellano. Por desgracia, no podemos guardar partida cuando queramos, sino cuando lleguemos a un punto de guardado automático.

Las últimas víctimas, como es fácil de adivinar, son los padres. Hasta que no llega ese punto, no nos convertimos en el sospechoso número uno. Resulta impactante ver a la madre absolutamente desquiciada, sentada en un banco y repitiendo las mismas palabras sobre la escabechina de muertos que ha tenido lugar en la casa. Uno por uno. No hago más spoilers, pero el final (o las dos variantes del mismo) deja abierta la historia. 

Sin embargo, la continuación que fue lanzada en 2015 no ha tenido realmente éxito tanto de crítica como de ventas. El año pasado se lanzó una versión retro de la primera parte denominada Lucius Demake, mientras se deciden a sacar la tercera parte que debería corresponderse con la última película de The Omen con un protagonista mayor de edad.